Plan de Ahorro Universitario

Asegura la educación de hijos, sobrinos y nietos.

Online Education

Edades:
Menor: De 0 meses de gestación a 18 años
Solicitante: De 18 a 70 años (pagos regulares) y 18 a 80 años (pagos limitados)
Plazo de cobertura: 7 a 25 años
Plazo de pago: 1, 5, 10 y durante toda la vigencia
Moneda: Nacional y Dólares
S.A. mínima: $60,000 / 12,000 dlls.

El plan

Características

Coberturas

Edades:
Menor: De 0 meses de gestación a 18 años
Solicitante: De 18 a 70 años (pagos regulares) y 18 a 80 años (pagos limitados)
Plazo de cobertura: 7 a 25 años
Plazo de pago: 1, 5, 10 y durante toda la vigencia
Moneda: Nacional y Dólares
S.A. mínima: $60,000 / 12,000 dlls.

  • Fallecimiento

  • Supervivencia

  • BEF, BEI, BIT, CUG, SEV

  • ISE, IMA, DIBA, CM, DCM, MAC

  • Vidas Conjuntas

  • Resumen: aseguras al que mantiene a la familia (papá/mamá) por el monto total de lo que quiere ahorrar para la universidad ($1,000,000).

Contáctanos

123-456-7890 

  • Instagram
  • Facebook
  • LinkedIn

Historía del Plan de Ahorro Universitario

Image by Josué AS

Panorama de la Educación en México

Se estima que de cada 100 niños que ingresan a la primaria, 21 terminarán la universidad, 4 terminarán una maestría y solo 1 logrará concluir un posgrado. La principal razón es la falta de recursos económicos.

  • El salario de una persona que estudió una licenciatura llega a ser 72% más alto que el de alguien que solo concluyó el bachillerato.

  • Además, terminar una licenciatura reduce un 50% el riesgo de estar empleado en el sector informal.

Las instituciones públicas son una gran opción, sin embargo, solo 3 de cada 10 jóvenes consiguen un lugar, por lo que consideran estudiar en una institución privada.

Las instituciones privadas se convierten en una excelente alternativa que ofrecen beneficios como instalaciones de primer nivel, aulas menos numerosas, recursos tecnológicos, especialización en idiomas y una formación ejecutiva.

Planear por Adelantado

70% de los egresados ocupan puestos de dirección o gerencia, lo que los propulsa a un mejor futuro.

  • Vivir en un país donde estudiar en una escuela privada podría llegar a costar de 600 mil a 1 mdp, pero donde más de la mitad de la población vive en condiciones de pobreza, se convierte en un panorama poco alentador que nos obliga a planificar con anticipación la etapa universitaria de nuestros hijos.


  • Durante las últimas décadas, la estrategia para combatir la demanda para acceder a la educación se ha enfocado en crear más universidades tecnológicas, incluso con opciones virtuales y modalidades más flexibles.

Existen opciones que ofrecen financiamiento educativo pero que contemplan tasas de hasta el 20% de interés con plazos que llegan a 15 años, tres veces más que la duración de la carrera, por lo que el ahorro debería ser prioridad antes que pedir un crédito.
Un seguro profesional permitirá a futuros papás, padres de familia, tíos o abuelos, anticiparse a los gastos educacionales de los hijos, sobrinos o nietos, y evitará endeudarse en el futuro.

FINANCIAR LA UNIVERSIDAD

Image by Priscilla Du Preez