Buscar

La Importancia de Ahorrar Dinero - Un hábito más para nuestra vida

Actualizado: 4 mar 2021

Ahorrar es algo que todas las personas sin importar la edad, sexo, condición económica o social debiéramos aprender y practicar a lo largo de nuestras vidas, porque es la única forma como podemos acumular dinero y formar un patrimonio para “vivir bien” o “vivir mejor”.


Sin embargo, ahorrar es una de las prácticas más difíciles que puede experimentar una persona; quizás más difícil que llevar una dieta o hacer ejercicio de forma rutinaria, o levantarse temprano, o estudiar para el examen de cálculo...

La explicación es simple. Es un hábito que pocos aprendemos. A muy pocos se nos enseña. Pero lo más importante, a muy pocos se nos explica cómo funciona y para qué sirve. O más aún, muy pocos logramos entender su significado y lo practicamos hasta desarrollarlo y volverlo parte de nuestra vida.

Sólo cuando nos vemos amenazados de forma extrema por alguna situación, es cuando podemos entender la importancia de AHORRAR en lugar de GASTAR. Porque esa es “la otra cara de la moneda”, GASTAR.

En la historia tenemos ejemplos claros que nos demuestran la importancia de AHORRAR. Como los de sociedades que han vivido los horrores de guerras y han tenido la necesidad de emigrar para refugiarse, y entonces han entendido la necesidad de AHORRAR.

O sea, han tenido que sacrificar lo que gastaban para cubrir necesidades básicas; y en su lugar han tenido que AHORRAR para alcanzar un objetivo trascendental: salvar sus vidas.


Y no importa la condición social. Hay un libro “Las finanzas de los pobres” de Darryl Collins, Jonathan Morduch y otros investigadores de las universidades de Nueva York y Oxford, que demuestran cómo sociedades de la India, Bangladés, Sudáfrica, México y otros lugares, no obstante las condiciones extremas de pobreza en las que viven han tenido que aprender a AHORRAR.



Sí así es. Me refiero a ese 40% de la población mundial que vive con menos de dos dólares diarios. Y han tenido que aprender a AHORRAR para SOBREVIVIR.


O regresando a nuestra realidad, en la que desde el año pasado vivimos una crisis de salud tan severa y larga (que nadie nos imaginábamos) y en la que muchas personas se quedaron sin ingresos porque perdieron sus empleos o porque sus negocios se quedaron sin clientes y tuvieron que cerrar.

Muchas de estas personas seguramente tenían hipotecas, préstamos personales, tarjetas de crédito, y no tenían ni un solo peso ahorrado, porque “vivían al día”.

Porque esa es la lógica que entendemos: “vivir al día” gastando lo que se gana.

En el mundo que nos ha tocado vivir hemos aprendido que gastar, y endeudarnos para gastar aún más.

Es la forma como entendemos la vida.

Tal parece que el orden de las cosas estuviera diseñado así. Gastar para para satisfacer sólo el presente; demostrarnos y demostrar que somos o hemos sido exitosos, ostentando autos, vestimenta, comprando y consumiendo productos y servicios de uso frecuente; porque ellos nos permiten poner en evidencia nuestro “estilo de vida”, para contrastarlo con los “estilos de vida” de otros con los que nos relacionamos y convivimos para tener su aceptación. Porque eso nos hace sentir mejor.


Y eso no está mal. Es natural del ser humano. Sentirnos mejor y ver hacia arriba. Tratar de relacionarnos con los que de acuerdo con nuestros parámetros “están mejor que nosotros”. Por ello, actuamos así.

Pues bien. ¿Si esto es lo que buscamos?, entonces debemos hacerlo bien.

¿Cómo?, pues comenzando por no sólo APARENTAR. Sino realmente TENER.

Y eso sólo se logra aprendiendo a AHORRAR.

Concluyo este mensaje con este video de Daniela Alvarez que realmente es inspirador. Porque de alguna manera me dice que cuando en realidad queremos algo, realmente lo podemos lograr.

Los invito a inspirarse con este video de Daniella Álvarez


PD. Si estás listo para tomar el control de tu vida espera mi siguiente post.

Jesús Cedeño-Alcala

75 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Conoce más en conversaciones virtuales y simuladores.

Gracias por tu confianza